2013/12/05

Recíbeme

por Ilan Chester

Recuerdas los momentos que nos dimos
parecíamos dos niños
inocentes al amor

Ahora, con la edad y con demora
encontramos en el tiempo
un vacío muy difícil de llenar

[coro:]
Será la edad?
Serán los tiempos tan difíciles de hoy día?
Será la sed de independencia tuya y mía?
Pero sea como sea, comencemos otra vez

Recíbeme
que de nada nos vale el orgullo
y decirnos que no
Recíbeme
El amor que madura
se expone a la sombra y el sol
Recíbeme
Y juntemos nuestras manos

Dices que no sientes lo de antes
sin embargo me entretienes
para no verme partir

Ahora, de testigo está la aurora,
el pasado ya no cuenta
Si tu quieres lo podemos olvidar

[*coro]

Somos uno para el otro
Nunca fuimos tan dichosos
Cada quién por su lugar dejó un vacío

El amor que pasa pruebas
se cotiza como las gemas
Con el paso de los años vale más,
mucho más!

Recíbeme...

2013/08/17

La Fauna

Jorge, quien no para de hablar con sus fantasmas.

Ablerto, financista, abogado, programador, y quién sabe cuántas cosas más, escribió un programa en PL/I para IBM, no para diseñar máquinas de escribir, sino Jets de combate.

Virginia (por ponerle un nombre) llevaba un fajo de papeles desvencijados en la mano, y los barajaba constantemente, hablando consigo misma, para decidir en cuál de ellos iba a escribir la siguiente nota.

Oscar, que lo que hubiera deseado era estar bajo los efectos de las pepas de colores, que sabía exáctamente donde conseguir.

Álvaro, veterano de ciento cuarenta días en el lugar, y experto en la rutina diaria (agenda en el anexo). Leer, escribir, hacer ejercicio, comer, repetir. Él no juega dominó.

Los demás estaban guardados bajo llave.


Agenda de Álvaro


6am

  • Leo
  • Escribo
  • Fumo
  • Ejercicios
  • Aseo personal
  • TV

8am

  • Desayuno

9am

  • Terapia ocupacional / ller periódico
  • Ejercicios
  • Leo
  • Escribo
  • Fumo

12m

  • Almuerzo

1pm

  • Siesta
  • TV
  • Leo
  • Escribo
  • Fumo

3pm

  • Merienda

4pm

  • Conversa
  • Visita (algunos díás)
  • Leo
  • Escribo
  • Fumo

6pm

  • Cena

7pm

  • Dominó (yo no juego)
  • Leo
  • Escribo
  • Fumo
  • TV

9pm

  • Tratamiento
  • Habitación
  • Dormir

2013/07/13

Ensalada de Hojas Verdes

En la onda de almorzar sólo, en una de las largas estadías en Chicago conseguí un sitio pequeño en la la esquina de la calle donde me alojaba. No recuerdo el nombre, pero era bueno, y se llenaba, por lo cual casi siempre iba a deshoras.

En ese sitio probé esta ensalada que servían de acompañante, simplísima, pero deliciosa, gracias al secreto que descubrí recordando el sabor y experimentando, porque nunca pedí la receta.

Es una ensalada tan honesta que con ella he puesto a comer verdes a quienes decían "yo no como monte!". Su textura es sensual, como lo es su preparación.


Ingredientes para dos personas


  • Un manojo de hojas verdes. Lechuga, rúcula, berros, o achicoria, variado, y dependiendo de lo que se vaya a acompañar, porque hay hojas de sabores bien fuertes.
  • Aceite de oliva
  • Vinagre balsámico
  • Sal y pimienta

Preparación

El primer paso es romper las hojas con las manos, agregarles un poco de aceite de oliva, y acariciar cada hoja hasta que esté cubierta de una fina capa de aceite, como si tratara de una sesión de sensual fito-masaje . En este paso consiste todo el secreto de la receta.

Se agrega sal y pimienta al ojo. Los condimentos se van adherir a las hojas acariciadas, así que hay que ser prudentes con la cantidad.

Como toque final, se agrega un chorrito de vinagre balsámico, que no va a penetrar ni adherirse a las hojas, sino "sangrar" por la ensalada hasta el plato, permitiendo que cada quién se lo administre a su gusto.

Buen provecho!

2013/07/05

Almorzar Sólo

Homesick, lo llaman los gringos. Es "extrañar tu hogar". Es algo que los niños conocen bien. Lo sienten cuando se los envía al colegio por primera vez, aunque eso sea por pocas horas, y lo siguen viviendo durante años. A todos nos da. A unos más que otros. A mí, me da siempre.

Hubo una época en la que viajé mucho por trabajo. Dos semanas lejos.. cuatro semanas lejos... Casi la mitad de un año lejos algunos años. Al final hubo un proyecto que me llevó a estar por más de tres meses de cuatro fuera de casa.

En esos periplos tuve que aprender a juro algunos trucos para no morirme de eso del "homesick".

Vi que los compañeros de trabajo locales solían saltarse el almuerzo, bien al no comer, comiendo un sandwich al lado de la compu, o almorzando comida basura en compañía de colegas cuya conversación consistía fundamentalmente sobre temas de trabajo. Claro, a ellos les esperaba una cena en familia al llegar a casa. A mi, no.

El truco fundamental es encontrar un lugar agradable en donde uno conozca a todos, y todos lo conozcan a uno. Por supuesto, ése lugar no existe, y por eso hay que crearlo.

El proceso comienza por variar el lugar para el almuerzo y la cena todos los días, hasta encontrar uno en el cual:
  • La comida sea rica y variada como para regresar todos los días. Nada "gourmet", sólo rica.
  • La atención sea amable. Lo de "amable" depende de cada quién, pero pasa por la cortesía, el servicio oportuno, y cero presiones (por lo menos para mi).
  • El precio sea razonable. No es sano comer una sola vez al día, así que es mejor que el costo de una comida sea menor al de los viáticos.
  • Que no esté atiborrado de gente. Que no haya que esperar, o ser mal atendido por el gentío.
Encontrado el lugar apropiado, hay que hacer todas las comidas posibles en el mismo sitio, incluso las de trabajo. Hay que aprenderse el nombre de las personas, y asegurarse de que se aprendan el de uno. Hay que preguntar por el plato del día, pedirlo, y felicitar al chef. Hay que ir a deshoras para tener oportunidad de robarle conversaciones a los del sitio, que no van a ser sobre trabajo, y pueden ser interesantísimas.

El truco final es tener algo bueno (o importante) que leer cuando se come sólo. Cuando se come bien, bien sentado y bien atendido, se come con pausa, y se lee agradablemente durante las pausas... o se piensa, que también es bueno. Pero lo que más importa es que, por un rato del día, uno no se siente tan lejos de casa.

Busco ese tipo de lugares incluso en mi natal Caracas, y voy cada vez que puedo. No los revelo todos por mi desagrado a los gentíos, las colas, y las esperas (aunque les consigo nuevos clientes recurrentes, hasta que tengo que mudarme a otro lado), pero puedo mencionar uno:
En el único centro comercial en Cumbres de Curumo, en el último pasillo entre las dos calles, antes del taller mecánico, hay un tarantín sin nombre, que sirve unos hervidos espectaculares al mediodía. En la mañana hay empanadas, pero hay que ir temprano porque se acaban rápido. Pero lo mejor de todo es Luis, el dueño, mesonero, y anfitrión, con una conversa infinita sobre cualquier tema, y con un sentido del humor impecable, que hace que los demás comensales, novatos o frecuentes, se incorporen a la rica plática.
Sobre los demás sitios... Mmm. Cambio quid pro quo, tet-a-tet, uno por uno, dando y dando.

2013/05/24

From PyDev to VIM, A Desktop Trick

I've written elsewhere about how after having procured a laptop that could finally run Eclipse+PyDev well, I decided to switch to VIM as my main editor for Python programming.

This time I won't talk about why I was so tempted to switch to a keyboard-friendly environment, but about one feature of the operating system that not only enabled the switch, but also made it very easy.

It's multiple desktops.



On the set of desktops in the image, I'm editing Python on the center desktop. To the left, is the IBM COBOL Reference Manual. To the right, is MonoDevelop with the project for the test suite of the related C# library.

On the top row, from left to right, is Chrome letting me type this post, then a SSH session to the server, and then a VCN to the KVM-virtualized WinXP on the same server, which is running Visual Studio and has just finished an MSBuild.

On the bottom-left desktop, I'm editing a related Python project with VIM.

At times, one of the remaining virtual desktops may hold a Google Hangout, and another would have yet another Python editing session on a related project.

As you can see, I'm using a 3x3 grid of desktops, but at times I've thought about going to 4x4.

Switching among the desktops is a matter of Ctrl-Alt-<direction>, and it's really, really fast. It sure beats click-click-click required even by the best IDE's.

And that is the trick!



2013/05/21

Common Area


Don't tease, I won't stray, to
Follow this walk, The Way
How dare I else do?
Eliza thus told me to!

I grieve the adrift of those
Bussy such, grok not the sigh
Lo, behold, in all his might! The
King wears no clothes

2013/05/19

Grako 2.0.0

grammar diagram
Grako 2.0.0 was just released. This new version includes many simplifications to the generated grammars, semantics through delegation, a complete antlr2grako example, and the ability to create silly diagrams of the grammars through graphviz. For a full list of changes, see PyPy or the Bitbucket changelog.