Privacidad en Internet

Sat 12 July 2008

No existe.

Mi intención no es fomentar la paranoia, sino promover el entendimiento sobre las consecuencias de participar en la Internet.

Tengo un amigo que cumple años por estos días, y con quién no he tenido contacto en mucho tiempo. Decidí buscarlo en la red.

No solo encontré sus direcciones de correo electrónico, sino que también los nombres y edades de sus hijos, sus fechas de matrimonio y divorcio, su lugar de trabajo, y otro montón de cosas… sin ningún esfuerzo.

Por cierto, en el mismo fallo de divorcio del TSJ que al final dice “En cuanto a los adolescentes (Se omite su identificación según lo dispuesto en el Artículo 65 de la LOPNA)”, aparecen los nombres y edades de los chamos en el segundo párrafo.

Como que hoy, más que nunca, es mejor divorciarse por las buenas…

Se de personas que han sido “rastreadas” con fines legales o personales usando los sitios de búsqueda de empleo en la red. Así es el mundo de la modernidad: uno sin privacidad.

Acabo de ver que mi hija me ha invitado a cuanta vaina hay en Facebook. Me toca preparar un discurso parental, no para que se abstenga, sino para que entienda y actúe a consciencia.

Me toca preparar otro discurso para que mi primo imprima el árbol genealógico familiar que creó en http://www.genoom.com, para que luego lo borre.

De nuevo, no es una cuestión de paranoia. En mi caso, la red ha sido desde el principio un medio de promoción profesional, así que estoy acostumbrado a ser una persona “interpública”, y a manejarme en ese medio:

http://www.google.co.ve/search?q=juancarlo+añez

Se que no todo el mundo desearía estar así de expuesto, así que lo mejor es, de participar en la Internet, hacerlo a consciencia.