Para Carlos Bastidas

Fri 29 December 2006

Esta madrugada falleció el abogado venezolano Carlos Bastidas.

Muchos entre quienes me conocen no entenderán por que vuelvo a mi normalmente abandonado blog para hablar sobre esto. No importa: yo si entiendo.

Carlos Bastidas fue, sin que me quepa duda, uno de los mejores abogados penalistas en Venezuela, conocedor de la ley hasta la última letra, experto en cómo la “política” juega en lo judicial, y un tipo valiente, profesional, y comprometido con su trabajo.

Su partida produce una conmoción en “la fuerza” más allá de su entorno y circunstancia.

Doy mi pésame a sus familiares y amigos, y pongo mis deseos en que sus defendidos encuentren justicia:

La vida no vale nada
si no es para perecer
porque otros puedan tener
lo que uno disfruta y ama.

La vida no vale nada
si yo me quedo sentado
después que he visto y soñado
que en todas partes me llaman.

La vida no vale nada
cuando otros se están matando
y yo sigo aquí cantando
cual si no pasara nada.

La vida no vale nada
si escucho un grito mortal
y no es capaz de tocar
mi corazón que se apaga.

La vida no vale nada
si ignoro que el asesino
cogió por otro camino
y prepara una celada.

La vida no vale nada
si se sorprende otro hermano
cuando supe de antemano
lo que se le preparaba.

La vida no vale nada
si cuatro caen por minuto
y al final por el abuso
se decide la jornada.

La vida no vale nada
si tengo que posponer
otro minuto de ser
y morirme en una cama.


La vida no vale nada
si en fin lo que me rodea
no puedo cambiar qual fuera
lo que tengo y me ampara.

Y por eso para mi
la vida no vale nada.

Letra y música de Pablo Milanes