Devaluación

Sat 16 February 2008

Ante comentarios de algunos economistas mediáticos muchos han llegado a creer que una devaluación del bolívar respecto al dólar es inminente, cuando la realidad objetiva es que no existen condiciones para una devaluación si no que más bien hay argumentos fundamentados para proceder a una revaluación del bolívar respecto al dólar.

El el cambio oficial ha permanecido inalterado, en Bs. 2150/$ (BsF. 2,15/$), desde el 2003, período en el cual el dólar se ha devaluado más de 40% respecto a otras monedas importantes en el mundo.

Ésta es la devaluación del dólar respecto al Euro en los últimos cinco años:

image0

Y ésta la del dólar respecto al real brasileño:

image1

Al estar el bolívar anclado al dólar, también el bolívar se ha devaluado respecto a las mismas monedas.

Ésta es la devaluación del bolívar respecto al real brasileño:

image2

Y ésta la del bolívar respecto al peso colombiano:

image3

Es decir que debido al cambio fijo entre el bolívar y el dólar, el bolívar ha venido devaluándose fuértemente respecto a las monedas de nuestros vecinos y socios comerciales, y contra el euro, el yen, el yuan, y la libra esterlina. Ésta es la variación del euro respecto al bolívar en los últimos cinco años:

image4

Pero eso no es todo. Después de haber Venezuela comprado US$ cinco millones y medio en deuda de argentina para ayudar a resurgir esa economía, el bolívar se ha devaluado más de 40% respecto al peso argentino:

image5

No hay que buscar más allá para conocer la causa de la inflación en un país que importa una parte sustancial de los bienes y servicios que consume.

Considerando las proyecciones respecto al precio del petróleo y la probabilidad de que la economía estadounidense empeore, una devaluación del bolívar es impensable!

Lo que el Banco Central y el Ministerio de Finanzas deberían hacer lo más pronto posible es emprender un proceso de revaluación del bolívar respecto a las monedas de nuestros vecinos y otras importantes, como el Euro y el Yuan, para paulatinamente llevar los tipos de cambio a niveles parecidos a los del 2003. Si a esa medida se sumara la colocación en la bolsa por parte del Banco Central de la misma cantidad de dólares otorgados por CADIVI para viajes e Internet el año pasado, podríamos incluso tener una inflación negativa en el 2008.