Razón, Fe, y Religión

Thu 20 August 2009

Pienso que es buen momento para salir de este tema.

Aunque a algunos les cueste creerlo, me considero una persona sumamente espiritual (no digo religiosa por las razones que expongo luego).

Tan espiritual soy, que estudio las enseñanzas de todos los sabios y profetas, tengo sumo respeto por sus dioses (o la ausencia de los mismos), y abordo con curiosidad las conversaciones sobre costumbres religiosas.

De las religiones monoteístas he llegado a la conclusión de que Dios nos ha otorgado dos dones para aproximarnos a Él: la razón, y la fe. La razón para encontrar el camino hacia Él, y la fe para creer en que al final si hay un sentido para todo, y que vale la pena recorrerlo.

Ahora, ¿Por qué no religioso? Porque el don de la fe ha sido históricamente usurpado por personas e instituciones que han cambiado su significado al de sumisión y obediencia a ciegas. Es el tipo de fe que ha llevado a marginaciones, abusos, torturas, guerras, esclavismo, y genocidios, y al “si no crees lo que yo creo, eres mi enemigo”.

Con la razón que Dios me dio, prefiero comprender que las iglesias y parecidos son instituciones imperfectas creadas por hombres imperfectos, y que ambos se equivocan, se separan del camino, y se corrompen. ¿Permitiría Dios que sacerdotes que hablan “en su nombre” abusaran de niños inocentes? (¿Permitiría Dios la censura?) La respuesta de fe es que NO. La de la razón es que los sacerdotes no son de Dios ni hablan en su nombre; son sólo personas, como uno, que decidieron dedicarse a tiempo completo a asuntos de religión.

Razón y Fe son nuestros dones, y si ocurre alguna vez un juicio final, como el Catolicismo predice, creo que seremos juzgados no por nuestra obediencia a ciegas a personas autonombradas como únicos intermediarios con lo divino, sino por el buen uso que le hayamos dado a nuestros dones.

De corazón, para mis lectores, Sin-Lam-Min.